Hablando de seguros

Una amiga me dijo una vez “Es mejor tener un seguro y no necesitarlo, que necesitarlo y no tenerlo”, con esta frase tomada de la mítica publicidad de Multinacional de Seguros, ella no hablaba realmente sobre seguros, lo hacia sobre novios, bajo su lógica es mejor tener un novio, aunque en realidad no lo quieras mucho que andar sola en la vida, una filosofía de vida que digamos que no comparto demasiado, ¿Por qué les hablo de esto? Porque hace un par de semanas recibí una…proposición para comprar un seguro.

Al sujeto en cuestión lo llamaremos Juan, Juan y yo nos conocemos desde la mitad de la carrera, nunca hemos sido realmente amigos, pero de vez en cuando solemos hablar un rato si lo veo en la sala de lectura o antes de comenzar una clase, lo normal en este tipo de relación, sin embargo hace un par de semanas, mientras caminábamos hacia la clase de Sistemas de Potencia, me hizo una pregunta que jamas espere escuchar de él:

“Oye mira…¿tu tienes novio?”

Inmediatamente supe hacia donde se dirigía la conversación, pero no tenia idea de como cambiar el tema así que no tuve mas opción que seguir la corriente.

“No, no tengo”

“Ahhh … es que…llevo un par de semanas interesado en ti, así que si quieres podemos salir a hacer algo y no se…ver si funciona”

El primer pensamiento que vino a mi fue “Ay no,  que ladilla salir con este tipo”, y no es que yo sea una romántica empedernida (que lo soy) o algo conservadora (que también lo soy), pero ese “hace algunas semanas”, sumado a que recordé que mas temprano lo escuche hablando sobre que “quería comprar bastantes condones”, no me sentó nada bien y encendió algunas alertas rojas, por suerte siempre tengo mi As bajo la manga, la vieja y confiable (pero siempre cierta) escusa de “la universidad me esta matando tengo demasiadas cosas que hacer así que no puedo salir”, a lo que él respondió “Ohh esta bien lo entiendo, pero cuando tengas tiempo dime para cuadrar algo”.

Pensé que ese había sido el final, durante el resto de la semana todo siguió igual que siempre, hasta que ese sábado me escribió por whatsapp:

“Mira que has pensado de mi propuesta, tienes algún plan que quieras hacer??”

“Hola Juan, ¿como estas? La verdad es que hasta que termine el trimestre siempre voy a estar ocupada (¡Lo que es cierto! No saben todo lo que he sufrido estas ultimas semanas), es que metí muchas materias este trimestre”

“Ahh ok entiendo, esa es la vida del estudiante de la Simón”

Y boom a partir de ese día no volvió a dirigirme ni la mirada, es como si ya no existiera, la verdad es que no siento que estoy perdiendo ninguna amistad o relación que aprecie, pero debo admitir que su actitud me ha molestado, ¿Por que no estoy interesada en salir con él no soy ‘digna’ de que me salude cuando cruzamos caminos?, ¿O de que levante la mirada de su celular cuando estoy haciendo una exposición en clases?, el pensar que tuvo esa conversación sobre condones, el mismo día en que insinuó que quería algo conmigo,  todavía me repugna y me hace cuestionar aún mas cuales eran realmente sus intenciones, de cierta forma me siento como si fuese un objeto, un juguete con el cual no pudo jugar como quería así que ya no es de su interés.

Me da asco.

Anuncios

Pareciera que solo intento escribir cuando estoy de vacaciones, y para ser sincera es la verdad, escribir me gusta, a su vez es algo que me toma tiempo, así que siempre termino dejándolo de lado, en el ultimo año la universidad ha estado complicada porque he estado inscribiendo mas materias de lo que debería, para terminar de graduarme, y aunque al terminar el trimestre le diga a las personas que no me estresé tanto, que no me esforzé mucho,no es cierto, porque prácticamente lo único a que me dedico es a estudiar.

Así que que aquí estoy disfrutando mis vacaciones de la mejor manera posible: durmiendo,  como solo tengo una semana libre, la verdad no tengo muchas ganas de salir, prefiero quedarme recuperando todo el sueño perdido, no recuerdo la ultima vez que me había podido despertar después de las 9 a.m este año, se siente bien poder dormir todo lo que quiera, aunque creo que me voy a terminar haciendo una con mi cama  antes del viernes.

Screenshot_64.png

Pero no todo es dormir, obviamente estoy aprovechando para ponerme al día con los doramas que tenia pendientes: seguir viendo un poco de Father is strange, y terminar de una vez por todas Because this is my First life,  también termine ver una serie que se llama Flesh and Bone, y la verdad es que lo único que voy a decir al respecto es que no la recomiendo, para nada.

Creo que eso es todo lo que voy a hacer esta semana, al menos hasta el viernes que tengo que hacer servicio comunitario y el sábado que tengo planeado ir a un concierto de música clásica, luego de eso de vuelta a clases.

Nuevo Año, nuevo trimestre

Me encantan los primeros días de cada trimestre, vuelvo a encontrarme con mis amigos, no hay obligaciones, no hay presión., sin embargo hoy me sucedió algo que me dejo un poco impactada.

Cuando fui a mi primera clase del año me di cuenta de algo ¡¡No conocía a nadie!!, la materia se llama Economía de la empresa y la comparto con las personas que estudian Ing. Mecanica e Ing. Producción, lo que pasa es que ya estoy tan acostumbrada a ver clases con las mismas personas que cuando entre al salón y vi puras caras extrañas pensé que me había equivocado por lugar.

¿Donde esta mi gente?

Museos

En la entrada anterior hablé un poco sobre cómo mis planes tradicionales se arruinaron, pero eso no significaba que iba a pasar el fin de semana sin hacer nada, así que decidí hacer un cambio de planes e ir a los museos de bellas artes y de ciencias naturales. Continuar leyendo “Museos”

Frustrado

Las últimas dos semanas de clases fueron muy agobiantes, cuando todos los exámenes y trabajos se acumulan es imposible no estresarse al menos un poco, por suerte ya todo terminó y las vacaciones de Navidad están aquí, así que soy libre de descansar y vaguear sin sentirme culpable.

Hablando de terminar las clases quería escribir un poco de una nueva tradición que tengo al final de cada trimestre: ir a un concierto de música clásica, es mi recompensa por todo el esfuerzo  que coloco en la universidad, me gustan muchísimo es algo que espero con gran emoción, sin embargo esta vez en el único fin de semana que tenía libre no hubo ningún evento, puede sonar tonto pero eso me dejó un poco triste, en especial porque ya había perdido la oportunidad de ir a conciertos donde tocaron composiciones de Astor Piazzola (me encaanta), por estudiar, pero en fin, lo hecho hecho está, lo importante es que cumplí con mis obligaciones y saqué buenas notas en mis materias, así que no hay (mucho) arrepentimiento.

Ladrona

​Les voy a contar una triste historia, el internet de mi residencia es una de las cosa más patéticas que se pueden encontrar, es un alma libre que va y viene cuando quiere, podemos pasar un día entero con el internet perfecto y otro donde sólo tuvimos dos horas.

Hasta el momento era algo que no me importaba porque tengo que hacer una confesión: era una ladrona de Internet, mi vecina del piso de arriba tuvo la mala suerte que una de mis compañeras de residencia escuchara la contraseña mientras ella que se la decía a una visita. (hablan muy duro y si nosotras estamos caladas podemos escuchar lo que dicen).

Desde ese momento robé Internet hasta que un día finalmente cambiaron la contraseña, si se enteraron que nosotras la teníamos no lo sé y la verdad ya no importa..